Preguntas frecuentes

Si en algún momento cambio de opinión, ¿puedo modificar mi testamento?

Sí, el testamento o última voluntad se puede cambiar tantas veces como quieras.

¿Cuánto me costaría cada vez?

En el Testamento Abierto Notarial, el precio actual se aproxima a los 60 euros cuando no supere los 2-3 folios (que suelen ser la mayoría de los casos).

Una vez haga un legado ¿qué puedo hacer con los bienes y derechos legados?

Además de poder cambiar el testamento tantas veces como quieras y cuando lo desees, gozas de plena libertad para disfrutar de los bienes y derechos legados hasta el momento del fallecimiento: podrás venderlos, hipotecarlos, donarlos, etc., sin necesidad de notificarlo, ya que siguen siendo parte de tu patrimonio.

¿Por qué hacer un legado y no una donación tras el fallecimiento?

Hacer un legado no es incompatible con realizar una donación. Ambas opciones permiten colaborar con quienes más nos necesitan.

La principal diferencia radica en que cuando se realiza un legado, el testador no se desprende de sus bienes o derechos hasta su fallecimiento. Mientras que la donación se hace efectiva en el momento de adquirir el compromiso con la organización. Esto sucede tanto en las donaciones intervivos (en las que el donatario adquiere o disfruta del bien o derecho donado estando el donante aún vivo), como si se trata de una donación mortis causa (en las que se establece que el bien o derecho no pasará al donatario hasta el fallecimiento del donante, pero el donante no es libre de hacer con los bienes o derechos lo que quiera, aún cuando siga siendo dueño o titular de los mismos hasta su fallecimiento). Sin duda, el legado tiene a su favor que el titular además de no tener que desprenderse del bien o derecho hasta su fallecimiento, en caso de necesitar del objeto que se lega en vida, puede disponer del bien o derecho con plena libertad.

¿Puedo hacer un legado, sin perjudicar a mis familiares y al mismo tiempo premiar la generosidad de quienes me cuidan? ?

Por supuesto. La legislación española garantiza la protección de la parte de la herencia a la que tienen derecho los herederos forzosos: cónyuge, hijos, nietos, etc. Ello no impide que puedas legar a favor de personas ajenas a la familia, si ese es tu deseo.

Infórmate, la Oficina Técnica resolverá cualquier duda gratuitamente.

Dejar un legado a favor de la Fundación ONCE no perjudicará a tus herederos.