Testamentos y Legados

Testamentos

El testamento es una disposición de última voluntad, es decir, es:

  1. Un acto de libre voluntad, personalísimo, unilateral y unipersonal, no es posible que se otorgue por más de una persona, ni tampoco por apoderado o delegado (sin perjuicio de la figura del testamento mancomunado de ciertas Comunidades Autónomas). Esto implica que cada cónyuge deberá otorgar su propio testamento por separado, ya que es un documento individual.
  2. Es formal y solemne, necesariamente ha de respetar los requisitos legales ya que, de otro modo, no será válido.
  3. Tiene eficacia post-mortem, es decir, produce sus efectos a partir del fallecimiento del testador.
  4. Es esencialmente revocable, todo lo hecho en testamento puede modificarse y revocarse en todo momento y tantas veces como se quiera.

Clases de testamentos

Cerrar ventana emergente que muestra las clases de testamentos

  • Comunes u ordinarios: son tres, abierto, cerrado, ológrafo (679-680 CC). El testamento abierto notarial es el más usual en la práctica por eso nos centraremos en él para el estudio de los requisitos y trámites.
  • Especiales: son tres, militar, marítimo y hecho en país extranjero.
  • Extraordinarios: Cuando es realizado por los sujetos señalados en el artículo 665 del Cc personas con ceguera, el sordomudo o el que no sabe leer o escribir, y los hechos en lengua extranjera (684 CC). También en casos excepcionales de peligro de muerte o en riesgo por epidemia (700/701 CC).
  • Testamento mancomunado: Otorgado por más de una persona, admitido sólo en algunos territorios con Derecho Foral.

Los requisitos básicos para hacer testamento son:

Cerrar ventana emergente que muestra los requisitos básicos

  1. Requisitos de edad y capacidad: Tener al menos 14 años (en el caso del testamento ológrafo es necesario tener 18 años cumplidos) y sanidad de juicio. Existe una presunción a favor de la capacidad (sólo excluible por sentencia que declare la incapacidad). El testamento será válido aunque el testador pierda sus facultades mentales después de hacerlo.
  2. Identificación del testador: Deberá identificarse plenamente al testador en el momento de otorgar el testamento.
  3. La intervención de los testigos: Solo son necesarios cuando lo solicite el testador, el notario o en los casos en que el testador no sepa o no pueda leer o firmar. También podrían intervenir un intérprete o el facultativo que reconozca al testador incapacitado.
  4. La intervención de notario: En caso de testamento ante notario éste es de libre elección por el testador.
  5. Se puede disponer de todo o parte de los bienes o derechos (patrimoniales y transmisibles) de que sea propietario el testador en el momento de hacer el testamento, independientemente de que luego ya no formen parte de su patrimonio.

Tiene preferencia la voluntad manifestada en el testamento siempre que respete las legítimas y se ajuste a los límites legales.

Legados

En nuestro testamento podemos dejar uno o varios bienes o derechos determinados a una persona física o jurídica, siempre que se respeten los límites legales. El legatario será la persona física o jurídica favorecida.

Las REGLAS BÁSICAS de los legados son:

  1. El testador puede hacer con los bienes legados, hasta el momento mismo de su fallecimiento, lo que quiera sin limitación de ninguna clase, (venderlos, grabarlos, donarlos, etc.) y si a su muerte los bienes legados no están dentro de su patrimonio, el legado caduca.
  2. Los legados no pueden perjudicar la legítima de los herederos forzosos.
  3. Han de establecerse expresamente en el testamento puesto que son siempre voluntarios.
  4. Los legados pueden consistir en: bienes inmuebles (terrenos, casas, edificios, etc.); bienes muebles (coche, joyas, obras de arte, dinero, etc.); en un derecho (una prestación, el cobro de una deuda, un porcentaje patrimonial, etc.).
  5. El legatario ha de pedir la entrega del legado a los herederos o al albacea.
  6. El legatario adquiere el bien legado de manera automática desde el fallecimiento del testador, si bien puede renunciar.

Al hacer los legados a favor de Fundación ONCE es necesario señalar en el testamento estos datos: Fundación ONCE con Domicilio Social en la C/ Sebastián Herrera 15, 28012 Madrid y cuyo CIF es G78661923.

Con tu testamento ordenas tu herencia y te aseguras de que se respeta tu voluntad.

Con tu legado colaborarás a una sociedad más inclusiva para todos.